UNA RUTA DE NÁUTICA Y NATURALEZA PARA COLOMBIA

×

Mensaje de error

Deprecated function: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; nodequeue_queue has a deprecated constructor en include_once() (línea 1121 de /home2/adminx656/public_html/destinocartagena.co/includes/bootstrap.inc).
Español

El Plan Nacional de Turismo Náutico de Colombia ha definido seis grandes regiones o zonas sobre las que se aplicarán las estrategias requeridas para alcanzar el desarrollo óptimo y sostenible del turismo náutico y, en extensión, del turismo en todo el litoral colombiano, potenciando los recursos y la identidad local de cada una de las regiones.

En el 2001 se constituyó el corredor turístico de Colombia, que sirvió para que el altiplano cundiboyacence entendiera que la náutica existe. Esto permitió la creación de un Conpes que dio importancia a la náutica en el país, ordenando la edición de la primera Guía náutica turística de Colombia, como también la creación de marinas e infraestructura náutica.

Este documento también exigió que Colombia se pusiera al día con los estándares internacionales de seguridad de buques de rescate en el mar, que no existían en esa época. Los seguros de las embarcaciones que venían a Colombia no eran cobijados por sus aseguradoras, ya que no se contaba con estos servicios de búsqueda y rescate, existentes en otros destinos. El Ministerio de Defensa adoptó estas medidas.

El Conpes sirvió para que se hicieran dos marinas en Colombia: Santa Marta y Puerto Velero, y para la edición de la primera guía náutica, un documento que, aunque no cumple con las funcionalidades de esta industria, porque no es anillado, ni antirreflectante, ni flexible, es un libro que ha sido muy útil para la actividad. Se divide en Caribe y Pacífico, y detalla los respectivos departamentos, con sus sitios de fondeo, desarrollados y por desarrollar. Pero, lo más importante, es que cuenta con 72 cartas de navegación creadas para el turismo náutico, algo que hasta el momento no existía en Colombia. 

Seguidamente al Conpes, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo comenzó a realizar foros náuticos en Colombia, posteriormente, en el año 2012, contrató a GMM, firma española de gran experiencia mundial en la planeación náutica, para elaborar un Plan de Turismo Náutico para todo el territorio nacional, desde Punta Gallinas hasta Tumaco. El estudio incluyó un diagnóstico completo en cuanto a legislación, infraestructura y formación, además de recomendaciones de los lugares ideales para desarrollar infraestructura náutica: marinas, bases y estaciones náuticas.

El punto de partida

  • Actualmente, en Colombia hay un total de 26 marinas activas (10 marinas, 6 marinas astillero-varadero y 10 marinas secas). El total de estas instalaciones acoge a 2.063 embarcaciones, 897 amarradas en agua. Se cuenta con 55 instalaciones menores: 47 muelles y 8 muelles turísticos. 
  • En la costa de Colombia hay un total de 7.336 embarcaciones registradas (incluyendo lanchas de transporte de pasajeros): 6.100 en el Caribe y 1.236 en el Pacífico. 
  • Solo 15,7% de las embarcaciones registradas supera los 10 metros de eslora (<33 pies).
  • El número real de tránsitos estimado para el periodo 2007-2011, descartando las lanchas de transporte de pasajeros, fue de 7.782,88% con bandera extranjera.
  • La evolución de los tránsitos en el periodo (2007-2011) presenta pocas variaciones, aunque sí se percibió cierto crecimiento entre el 2007 y el 2009. 
  • La temporada de huracanes (junio-noviembre), pese a no afectar directamente al área litoral colombiana, sí incide, por las condiciones climatológicas en las rutas de navegación que utilizan los barcos en tránsito en el litoral colombiano, lo cual genera cierta estacionalidad de la demanda. 
  • Más de 50% de los tránsitos anclan en áreas de fondeo. Solo 25% de los tránsitos utilizan las marinas de la costa de Colombia, debido, probablemente, a la carencia de amarres. 
  • 78% de los tránsitos son extranjeros registrados: europeos (34%) y norteamericanos (44%). 
  • Panamá es el principal origen de los tránsitos hacia las costas de Colombia, representa 60% del total en el Caribe y 50% en el Pacífico. Aruba, Bonaire y Curazao son el segundo origen más importante (25%), no obstante, solo tiene peso en el litoral continental del Caribe, en las capitanías de Santa Marta y Cartagena. 
  • Gracias a la posición geográfica de Colombia y por el escudo natural que supone la Sierra Nevada de Santa Marta, la probabilidad de formación de huracanes es muy baja, siendo las zonas de mayor peligro el archipiélago de San Andrés y Providencia y, en menor medida, la península de la Guajira. 
  • Sin embargo, hay riesgo de formación de depresiones o tormentas tropicales en la cuenca del Caribe colombiano y sobre el océano Pacífico oriental.

Infraestructura propuesta
El Plan de Actuación se articula con base en tres tipos de infraestructuras principales: marinas, bases náuticas e instalaciones menores. Propone el desarrollo de 21 nuevas marinas, de las cuales incorpora 12 proyectos (identificados durante su desarrollo) que completarán la oferta náutica. En cuanto a bases náuticas, el plan propone el desarrollo de una red nacional compuesta por 31 instalaciones adaptadas a las cuatro tipologías que responden a las necesidades y la oferta náutico-turística de cada zona. Estas tipologías son bases náuticas multipropósito, mixta, en marina y en playa; adicionalmente, se suman algunas instalaciones menores, como muelles, muelles turísticos y embarcaderos.

Náutica y naturaleza
La base sobre la que el Plan de Turismo Náutico  ha fundamentado la zonificación que propone es una proyección para  las regiones en términos de desarrollo social, económico, turístico y náutico. La división determina la adaptación de cada uno de estos puntos de la geografía colombiana a los segmentos de productos náutico-turísticos que se desarrollarán dentro del producto ‘Náutica y naturaleza’.

Caribe metropolitano
La proyección es consolidar al Caribe metropolitano como principal polo náutico del Caribe en Colombia, esto se logrará con la creación de nueve nuevas marinas: tres en Atlántico, seis en Bolívar, y la cualificación de la oferta actual. También se desarrollará una Red de Bases Náuticas que será el soporte de la socialización del mar y la generalización de la práctica de actividades náuticas, tanto para los turistas como para la población local, por lo que se fortalecerán los principales productos náuticos: buceo en los parques naturales nacionales de los Corales y Tayrona; surf, kitesurf, windsurf en las principales playas de la región, y vela ligera en torno a los principales núcleos de población. 
Los frentes litorales y costeros de los principales centros urbanos del Caribe metropolitano mejorarán sustancialmente, apoyados por las intervenciones asociadas a las instalaciones náuticas propuestas. De otro lado, se crearán los Nodos Náutico-Fluviales en Cartagena y Barranquilla, que agregarán valor a los recursos patrimoniales y turísticos del río Magdalena y el canal del Dique, y se reforzará la vocación turística de los espacios naturales protegidos, a través del desarrollo de actividades náuticas de bajo impacto, como paseos y rutas por la naturaleza.

En la bahía de las Ánimas

  • Se creará una marina cívica, para lo cual se plantean dos opciones: una marina exterior de 477 amarres o la localización en el interior de la bahía en el sector que actualmente ocupa la marina Todomar y la Base Naval, de 354 amarres. Esta actuación llevará implícita la recuperación del frente litoral de la ciudad de Cartagena. 
  • Se desarrollará una marina en el área del muelle turístico y la marina de Santa Cruz, con capacidad de 302 amarres.
  • Se creará una base náutica en la playa del Laguito.

En Tierrabomba-Pasacaballos

  • Desarrollo de una marina en el sector de Casa Blanca, con una capacidad de 250 amarres, que facilite la desconcentración de la bahía de las Ánimas y la puesta en valor náutico-turístico de esta zona. 
  •  Apoyo al desarrollo de un condominio con marina en Tierra Bomba, que fortalecerá el desarrollo náutico de la zona, con una capacidad de 147 amarres.
  • Creación de un nodo náutico en Pasacaballos para favorecer la puesta en valor del canal del Dique.

En Juan Polo

  • Apoyo al desarrollo de las marinas de Karibana y Manzanillo del Mar, que dotarán y facilitarán 150 nuevos amarres por instalación.
  • Construcción de una base náutica en la playa de la Boquilla que dará servicio de actividades náuticas tanto a la playa como a la ciénaga de la Virgen.
  • Construcción de dos embarcaderos en la ciénaga de la Virgen, que facilitarán la puesta en valor náutico-turístico de este cuerpo de agua. El primero, próximo a la playa de la Boquilla; el segundo, en la zona sur.

La Guajira
Para este territorio se proyecta la creación de tres marinas en los principales núcleos litorales: Riohacha, Manaure y Dibulla. Se suma el desarrollo de una red de bases náuticas que sirvan como soporte y permitan el desarrollo de actividades náuticas y la socialización de la náutica de recreo entre la población local. Adicionalmente, se potenciarán los productos náuticos asociados al viento, como surf, kitesurf y vela ligera.

Golfo de Morrosquillo-Bahía Cispatá
En este sector de la geografía colombiana se proyecta un polo de desarrollo náutico que complemente o funcione como alternativa al Caribe metropolitano. Se propone la creación de cuatro marinas en Tolú, Coveñas y San Antero. Adicionalmente, se recomendó la implementación de una red de bases náuticas ubicadas en los principales núcleos costeros, que desarrollen el turismo náutico y funcionen como el germen de la socialización del mar para la población local. Igualmente, se potenciarán las actividades náuticas asociadas al viento, como vela y windsurf, mediante la puesta en marcha de escuelas internacionales de vela en Tolú y Coveñas. Las áreas naturales de esta región son de inigualable valor, por lo que se desarrollarán áreas náuticas muy especiales en bahía de Cispatá, delta del Sinú e isla Fuerte.

Golfo de Urabá 
La recomendación es construir una marina en el núcleo fronterizo de Sapzurro, para favorecer la escala de embarcaciones que realicen rutas por el sur del Caribe. Creación de un nodo náutico fluvial en el área de la desembocadura del río Atrato que favorezca su futura puesta en valor turístico y potenciar el desarrollo de productos náuticos de bajo impacto ambiental (paseos y rutas por la naturaleza, buceo, surf, pesca artesanal, etc.), con el objetivo de favorecer la conservación de los recursos.

Archipiélago de San Andrés y Providencia
La proyección es crear dos marinas innovadoras y de calidad en las dos principales islas del archipiélago. Estas instalaciones facilitarán el desarrollo de la náutica en la región e incrementarán el flujo de los tránsitos. Se desarrollarán, igualmente, las líneas de producto asociadas al patrimonio natural del archipiélago. Serán especialmente relevantes el buceo, los paseos y las rutas por los principales recursos naturales, y los deportes náuticos en relación con el viento (kitesurf, vela, etc.).

Litoral pacífico
Se considera el desarrollo de tres marinas y apoyo a los proyectos existentes en los principales polos de desarrollo náutico del litoral pacífico: bahía Solano, Buenaventura, Tumaco, así como también la implementación de una red de bases náuticas que genere un crecimiento náutico homogéneo a lo largo de la costa pacífica de Colombia. 
Se implementarán bases náuticas multipropósito en áreas de especial relevancia náutico-turística, como Nuquí y Juanchaco. También, la creación de embarcaderos e instalaciones menores en las áreas de desarrollo náutico medioambientales. Igualmente, se proyecta la recuperación urbana de los frentes litorales de Tumaco y Buenaventura. 

Sección: 
fecha_publicacion: 
[node|published_at]